Mi línea de vida

Para la creación de mi biografía personal, me diseñé una línea de  vida o línea del tiempo.

Una línea del tiempo es una recta en la que marcamos los hitos o momentos más importantes de nuestra vida. Para hacerla he tenido que rememorar antiguos acontecimientos y hacer una pequeña selección de los más importantes y útiles para mi carrera profesional y laboral.

linea-de-vida-2

En primer lugar, me llamo Almudena Bravo Selma y nací el 11 de mayo de 1997.Mis estudios siempre han estado vinculados  al colegio San Antonio María Claret. En él, realicé toda mi formación Primaria y Secundaria y  también  conocí profesores maravillosos que me enseñaron valores, autosuficiencia y sobre todo a eliminar los prejuicios. Cuando me gradué en la Educación Secundaria Obligatoria (E.S.O),  realicé  junto con otros compañeros del centro, un voluntariado en la residencia de ancianos de Vegueta. Para mí, fue una experiencia única e inolvidable, porque fue uno de los factores que me ayudó a descubrir
mi vocación.
El bachillerato, lo realicé en el I.E.S La Minilla. La verdad, es que ha sido el mejor cambio que he podido realizar en mi vida, ya que al pasar de un colegio concertado, a uno totalmente público, comencé a rodearme de personas que se movían en un entorno muy diferente al mío. Con ellos aprendí a valorar más las cosas que tengo, a eliminar todo los estereotipos posibles que habían en mi mente y sobre todo, cuando entre en confianza con mis compañeros el poder escuchar historias de sus vidas, hizo que tuviera claro que mi vocación es ayudar a los demás.
Estuve todo el año de 2º de bachillerato yendo a una academia de inglés llamada “Trinity” para sacarme el B1. Y después de mucho esfuerzo y constancia, así fue, en verano ya tenía mi título certificado por “Trinity College London”
Actualmente, estoy haciendo la carrera de Educación Social, la cual empecé en septiembre de 2015. Con la Universidad realicé el voluntariado en la Copa del mundo de Balonmano playa, el cual me ayudó a conocer a otros universitarios, también me ayudó a practicar el inglés y fue una buena experiencia para aprender a trabajar en equipo.
Por último, en enero de 2016 realicé el Curso de Árbitros y oficiales de mesa de baloncesto, y gracias a él, actualmente soy colegiada arbitral.

 

 

 ldv